Suna Sumapáz. KYHYEKYN.

La ubicación de los símbolos religiosos no son casuales, pues al llegar al territorio por dominar, las culturas invasoras suelen eliminar como primera medida la simbología de los pueblos vencidos y sobre su ruina superponer la propia.

Las Iglesias que fueron centros ceremoniales de los Muiscas estaban alineadas por puntos geográficos que apuntaban directamente hacia las Lagunas Sagradas del territorio, es por esta razón que se realiza la Caminata de las Abuelas  representa el recorrido que hacían los Muiscas denominado “el correr la tierra”.“…muchos ritos y ceremonias, y entre ellas fue una el correr la tierra, y está tan establecida que era de tiempo y memoria guardada por ley inviolable, lo cual se hacía en esta manera. Tenían señalados cinco altares o puestos de devoción… muy distintos y apartados los unos de los otros, los cuales son los siguientes: El primero era la laguna grande de Guatavita, a donde coronaban y elegían sus reyes,habiendo hecho primero aquel ayuno de los seis años, con las abstinencias referidas, y éste era el mayor y de más adoración, y a donde habiendo llegado a él se hacían las mayores borracheras, ritos y ceremonias. El segundo altar era la laguna de Guasca, que hoy llamamos de Martos, porque intentó sacarle el santuario y tesoro grande que decían tenía; codicia con que le hicieron gastar hartos dineros, y no fue él solo el porfiado, que otros compañeros tuvo después. El tercer altar era la laguna de Siecha, que fue la que le tocó a Bogotá comenzar de ella el correr la tierra, y a donde mandó que en sus laderas quedase el escuadrón reforzado para la defensa de su persona… El cuarto altar y puesto de devoción era la laguna de Teusacá, que también tiene gran tesoro, según fama, porque se decía tenía dos caimanes de oro, sin otras joyas y santillos, y hubo muchos golosos que le dieron tiento, pero es hondable y de muchas peñas… El quinto puesto y altar de devoción era la laguna de Ubaque, que hoy llaman la de Carriega, que según fama le costó la vida el querer sacar su oro que dicen tiene. Gran golosina es el oro y la plata, pues niños y viejos andan tras ella y no se ven hartos… eran los bienes comunes y la mayor prevención que hubiese mucha chicha que beber para las borracheras que se hacían de noche…Coronaban los montes y altas cumbres la infinita gente que corría la tierra… con la gente de la sabana grande de Bogotá, comenzaban la estación desde la laguna de Ubaque. La gente de Guatavita y toda la demás de aquellos valles, y los que venían de la jurisdicción de Tunja… la comenzaban desde la laguna grande de Guatavita, por manera que estos santuarios se habían de visitar dos veces. Solía durar la fuerza de esta fiesta veinte días y más, conforme el tiempo daba lugar,  con grandes ritos y ceremonias…en este término de tierra que se corría, otros muchos santuarios y enterramientos, pues era el caso que en descubriendo los corredores el cerro donde había santuarios, partían con gran velocidad a él…Aquí era a donde por llegar primero al cerro de santuario ponían todas sus fuerzas, y a donde se ahogaban y morían muchos de cansados, y si no morían luego, aquella noche siguiente, en las grandes borracheras que hacían… Estos quedaban enterrados por aquellas cuevas de aquellos peñascos, poniéndoles ídolos, oro y mantas, y los respetaban como santos mártires. En los últimos días de estas fiestas y que ya se tenía noticia que todas las gentes habían corrido la tierra, se juntaban los caciques y capitanes y la gente principal en la gran laguna de Guatavita, a donde por tres días se hacían grandes borracheras, se quemaba mucho moque y trementina, de día y de noche, y el tercer día en muy grandes balsas muy bien adornadas, y con todo el oro y santillos que tenían para esto, con grandes músicas de gaitas, fotutos y sonajas, y grandes fuegos y gentío que había en contorno de la laguna, llegaban al medio de ella, donde hacían sus ofrecimientos, y con ello se acababa la ceremonia de correr la tierra, volviéndose a sus casas”. Dicha ceremonia se refiere a una Suna o camino ceremonial que se llevaba a cabo entre luna llena y luna llena, coincidiendo con el solsticio de diciembre. Las Sunas generalmente están relacionadas con la astronomía

Rodríguez Freyle, Juan. El Carnero. Instituto Caro y Cuervo. Biblioteca Colombiana XLI. Santafé de Bogotá