Y el Oro se hizo leyenda

Museo Arqueológico de Pasca

La construcción del museo de Pasca la inició en 1969 el párroco Jaime Hincapié en un espacio contiguo a la casa cural donde recibió de campesinos y guaqueros, piezas de cerámica, restos humanos, fósiles, piedras pulimentadas, moldes para fundición de oro, joyas y otros utensilios de la civilización Muisca, habitantes del Altiplano Cundiboyacense y que formaban parte de la familia lingüística chibcha. A sus manos llegó la famosa Balsa de El Dorado, que hoy se exhibe en el Museo del Oro en Bogotá.

Con el tiempo, recopiló piezas arqueológicas de las demás culturas prehispánicas del país: Tayronas, Calima, Quimbaya, Sinú, San Agustín, Tierradentro entre otras.

 

Arte rupestre de Arbelaéz

El territorio ancestral Mhuysqa abarca desde el páramo de Sumapáz hasta la Sierra Nevada del Cocuy. En las zonas definidas como fronteras de este territorio existen municipios que desde la historia conocida se han definido como parte de otras culturas indígenas, tal es el caso de Arbeláez, cuyo nombre original es Conchaima, pero que desde la toponimia Mhuysqa recogida por Velandia (1979) , si bien es cierto a la llegada de los españoles se menciona como Sutagao o Panche, los nombres de los lugares conservan la memoria Mhuysqa de épocas anteriores desconocidas