Cultura y arte Mhyusqa su mejor experiencia

Friedrich Nietzsche decía que: “Cualquier costumbre, aún la más insensata es preferible a la falta de costumbres” quizás podríamos decir lo mismo de las tradiciones, oficios y en fin de las prácticas tan sensatas que han determinado la forma de relacionarnos con el territorio que poco a poco se han ido perdiendo quizás al vernos inmersos en estos momentos en unos mercados globales preocupados por un envilecedor consumismo de productos, por fortuna en la actualidad han surgido movimientos y mercados que valoran mucho más la experiencia intangible que el producto tangible, lo cual puede convertir al turismo en un gran pretexto para salvaguardar y perpetuar dichas prácticas, haciéndonos entender a su vez que para poder ser globales indefectiblemente tenemos que ser locales.

La amabilidad y el encanto de los pobladores complementan este recorrido con un recuerdo que perdura en el visitante.